¿Cómo preparar Alitas de pollo con tomillo y romero?

1.

Para hacer estas alitas de pollo con tomillo y romero, lo primero que haremos es preparar un adobo donde las alitas deben reposar al menos un par de horas antes de cocinarlas.

2.

Ponemos en un bol el zumo del limón junto con su ralladura. Añadimos el tomillo y el romero picados, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre balsámico. Mezclamos bien para que se integren.

3.

Salpimentamos las alitas ya partidas y perfectamente limpias y las metemos en el bol con la marinada.

4.

Movemos bien para que se integre todo y las alitas queden bien impregnadas.

5.

Tapamos con film y dejamos reposar en la nevera durante al menos 2 horas, pero sí es más tiempo, no hay ningún problema.

6.

Mientras, podemos ir aromatizando el aceite en el que luego freiremos las alitas.

7.

Acercamos una sartén al fuego con abundante aceite y, en frío, ponemos en su interior las ramas de tomillo y romero frescas y el diente de ajo.

8.

Mantenemos al fuego sin dejar que el aceite tome mucha temperatura. En cuanto veamos que salen muchas burbujitas, bajamos el fuego. Lo mantenemos así durante 15 minutos.

9.

Pasado este tiempo, retiramos las ramas y el ajo del aceite.

10.

Sacamos las alitas de pollo de su marinada y escurrimos.

11.

Calentamos el aceite al fuego, pero ésta vez sí que hemos de esperar a que esté bien caliente antes de poner las alitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.